Slider

Popular Posts

noviembre 07, 2016

5 gestos de belleza que todos hacemos mal...


¡Hello babes! ¿Cómo lleváis la semana? No podía dejar pasar la oportunidad de hablaros sobre este tema... Y es que hay muchísimos gestos de belleza que todos hacemos mal, si si, tú también. 

¿Te lo vas a perder? 

¿Te pones la crema hidratante adecuadamente? ¿Aplicas el perfume dónde y cómo se debe? Estas son sólo dos preguntas, pero hay muchas más, y la respuesta suele ser ‘NO’ o ‘MAL’. Bien por mitos o por malos consejos, lo cierto es que cometemos muchos errores básicos asociados a nuestra rutina beauty que conviene dejar de cometer. Desde Douglas, los expertos hacen un recorrido por los cinco gestos que solemos llevar a cabo de manera inadecuada, explicando además la manera de no caer de nuevo en el error y, por ejemplo, sacar así un mejor partido a cada uno de nuestros productos.



Frotar las muñecas después de aplicar el perfume 
Una costumbre que sale casi de manera automática. Perfume al cuello, la ropa (quizás) y la muñeca, para después frotar una con la otra y acabar destrozando el aroma. Sí, así es. Al hacer este gesto, machacamos las partículas esenciales que componen el perfume, provocando que se desprenda el aroma, haciendo que no emane el olor original y que la duración del fijador pueda verse alterada.



Aplicar la crema hidratante en sentido circular
 Lo hacemos de forma innata: nos aplicamos la crema en círculos recorriendo lo que creemos que son las zonas imprescindibles del rostro. El problema radica en que, al hacer este movimiento, que en algunas fases es descendente, fomentamos la bajada muscular, favoreciendo su caída natural con el paso de los años. La crema se debe aplicar con dos o tres dedos, en línea recta y en sentido ascendente, recorriendo toda la cara y para superior del cuello, intentando generar un efecto lifting.



Usar productos que llevan abiertos años
 Que levante la mano aquél que no lo ha hecho nunca. Ocurre cuando nos encontramos un producto que no nos acordábamos de él o, sobre todo, incurrimos en el error cuando empieza el verano y empleamos los productos solares del anterior. Cada producto tiene una duración óptima una vez abierto, debemos mirarlo y atender a ello, porque una vez pasa ese límite muchos de sus principios activos se pueden corromper, produciendo que pierda efectividad.



Testar el tono de maquillaje en el rostro o la muñeca
 Solemos cometer dos errores. El primero: usar tonos muy por encima del nuestro para aparentar un look bronceado. El segundo: probar las tonalidades en rostro y muñeca. ¡ERROR! Los polvos y cremas de color se deben probar en el cuello, que es la región que más suele delatar si el elegido es el adecuado o no.



Aplicar el contorno de ojos frotando 
Muchas aplican el contorno de ojos frotando en la zona de las ojeras como si así fueran a borrarlas, pero nada más lejos de la realidad. El contorno de ojos se debe aplicar sobre el hueso de los pómulos, que es la zona que permite descongestionar toda la región. Si se aplica sobre la propia ojera, probablemente lograremos el efecto contrario. Por último, siempre se debe aplicar con pequeños toques (tapping) para favorecer la circulación y nunca arrastrando el producto con las yemas de los dedos.


¡Y hasta aquí el post de hoy! Os mando millón de besos y ¡hasta el próximo! 


MERILU.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Design: WS
El blog de Merilu © 2016.